Skip to content

¿Qué es un Mantenimiento Preventivo y Correctivo?

El mantenimiento en los equipos de trabajo, como los montacargas, apiladores y transpaletas, es fundamental para la prevención de desperfectos que pueden producir las actividades y operaciones diarias a las que son sometidos. Además que ayudarán a conservar la vida útil del equipo por mucho más tiempo y beneficiar la productividad. 

Nuestro equipo de Servicio Técnico te brinda la información de los tipos de mantenimiento que todos los equipos deben considerar: mantenimiento preventivo y correctivo. 

Mantenimiento preventivo

Como su nombre indica, es aquél que se realiza con el fin de prevenir desperfectos y mantener las buenas condiciones de los equipos multimarca. Este mantenimiento se realiza cuando el montacargas, apilador o transpaletas se encuentra en condiciones para funcionar y no presenta algún desperfecto. La regularidad con la que se debe realizar  el mantenimiento preventivo dependerá de factores como el nivel de uso que se le dé al equipo, así como el tipo de modelo que se tenga.

Una de las finalidades de dicho servicio es detectar piezas con desgaste y que requieran reemplazarlas. Realizar lubricación y una limpieza general para mantener el equipo en óptimas condiciones.

Esta es la manera correcta de prevenir desperfectos antes de que ocurran, además suele ser más económico para las empresas ya que con los planes de mantenimiento que MAQ DEPOT SAC ofrece se pueden agendar los servicios de acuerdo a los presupuestos que tengan destinados. 

 

¡¡Recuerda que!!. Contamos con un stock amplio de repuestos multimarca y garantizamos la calidad y disponibilidad de repuestos de marcas que representamos. 

 

Mantenimiento correctivo

La finalidad de este tipo de mantenimiento es identificar cuáles son las fallas que presenta el equipo para posteriormente repararlas y permitir una operación eficiente sin imprevistos. En el caso del montacargas, los desperfectos se pueden presentar en cualquier momento y deben ser arregladas de inmediato, lo cual interfiere con las actividades de la empresa, además de que representa un costo importante que no se tenía programado.

Para evitar situaciones donde la empresa pueda ver comprometida su productividad así como sus presupuestos, se recomienda realizar mantenimiento preventivo de manera constante para garantizar el correcto funcionamiento de los montacargas y detectar a tiempo cualquier anomalía.

 

¡Cotiza aquí!